Servicio Municipal


El fenómeno del consumo de las drogas varió en los últimos años, se incorporaron nuevas substancias, aumenta el consumo de substancias legales, disminuye la edad de inicio en su utilización, y se acercan a vivir problemas a edades tempranas. Todo esto hace que se resalte la prevención como una herramienta fundamental con la que se piensa en evitar o atrasar el abuso de las drogas. Sus objetivos más importantes son:
EDUCAR a los individuos para que sean capaces de mantener relaciones responsables con las drogas
ATRASAR LA EDAD DE INICIO DE CONSUMO
MODIFICAR AQUELLAS CONDICIONES DEL CONTORNO SOCIOCULTURAL QUE FAVOREZCAN EL APRENDIZAJE DEL COMPORTAMIENTO DEL USO DE DROGAS
INTERVENIR EN LAS CAUSAS DEL MALESTAR INDIVIDUAL, BIEN MODIFICANDO AQUELLO QUE LO PRODUCE O BIEN AYUDANDO AL SUJETO A SUPERARLO
OFERTAR ALTERNATIVAS DE VIDA SALUDABLES

Para llevar a cabo con éxito cualquier programa de prevención conviene tener en cuenta, entre otras, las siguientes consideraciones:
El uso de drogas varía entre individuos, generaciones, subculturas y sociedades. Existen diferencias en las propias substancias, en las formas de consumo, en las motivaciones y expectativas, etc.
Non se da una relación simple causa efecto; ésta viene determinada por el propio individuo (su esquema de valores, creencias, grado de madurez..) su familia, grupo de iguales, escuela, cultura, religión, medios de comunicación, etc.
Todo comportamiento se produce en un contexto sociocultural concreto dentro de lo que cobra sentido. Así, el significado que una determinada sociedad otorga a la utilización de drogas será más importante a la hora de valorar el problema que su propio consumo.

El Servicio Municipal de Prevención de Drogodependencias

El Servicio Municipal de Prevención de Drogodependencias, del Ayuntamiento de Lugo, empezó a funcionar en el año 1989, aunque el equipo actual lo hay desde el año 2003. Este servicio dependía del Comisionado del Plan de Galicia sobre drogodependencias (perteneciente a la Concejalía de Sanidad) de la Xunta de Galicia y del Excmo. Ayuntamiento de Lugo, según un convenio de cofinanciamiento firmado desde el año 1989. Actualmente depende del Ayuntamiento de Lugo

El ámbito de actuación de este servicio comprende lo que es Lugo capital, impulsando diferentes líneas de actuación dentro da área de trabajo, que en este caso es la prevención, en sus diferentes niveles. Sus ámbitos son los siguientes:
Comunitario
Educativo
Familiar
Salud
Población Juvenil
Laboral

Desde el año 1986, en el que se creara el Plan autonómico sobre drogodependencias, se ha estructurado una serie de recursos y servicios que ofrecen una respuesta global y coordinada al problema de las drogodependencias. Con este objetivo, se han puesto en marcha numerosos programas preventivos en los distintos ámbitos, entre ellos los programados y diseñados en el Servicio de Prevención de nuestro Ayuntamiento.

En la actualidad, Galicia cuenta con 245 programas de prevención, en los que trabajan 81 profesionales. Del total de programas de prevención, el 38’7% se reallzan en el ámbito de prevención escolar, 21% familiar, 18’5% de juventud, 15’6% de formación e información, el 2’9% laboral, y el 3’3% los realizados en el contexto de los PLANES COMUNITARIOS.

Seguiendo con el ámbito de la prevención, el plan prevé también la intensificación de los programas de información formación dirigidos a la juventud gallega sobre los riesgos asociados al consumo de drogas, aproximando la información a los contextos de ocio donde acostumbra a producirse el consumo.

Otras de las medidas en materia de prevención que se recogen son, por una banda, el reforzamiento de los programas de información formación dirigidos a familias, con fin de contribuir a potenciar el papel de las madres y de los padres gallegos en la prevención del uso de drogas y, por otra, a la intensificación de los trabajos preventivos con adolescentes y jóvenes en situación de especial riesgo, mediante la puesta en marcha de diferentes programas de carácter selectivo (programa de prevención escolar: NO PASA NADA, PASA ALGO?; PROGRAMA DE PREVENCIÓN FAMILIAR. Todos juntos nos ayudamos; y Programa de prevención juvenil del consumo de alcohol y otras substancias en espacios urbanos públicos.

Nuestros niveles de actuación preventiva

Se pueden distinguir tres niveles de prevención en función de la relación que el sujeto consumidor establece con la substancia, a saber:

UNIVERSAL: Son propuestas de actuación localizadas antes de que la persona tenga contacto alguno con la droga.
Objetivo: Protección de la salud con el fin de evitar o demorar la aparición de un problema relacionado con el consumo de drogas.
Las estrategias utilizadas desde esta perspectiva se basan especialmente en actividades de promoción general, sin prescindir en determinados casos de una intervención específica en drogas.

SELECTIVA: Estas actuaciones se dirigen a colectivos donde ya se detectó alguna situación relacionada con el uso de drogas.
Objetivo: intentar que no se originen adicciones o consumos problemáticos, por lo que la prevención específica resulta mucho más conveniente.
Es importante diferenciar la población a la que el programa preventivo se dirige: podería resultar contrapreventivo llevar a cabo una actuación de prevención secundaria con grupos que nunca contactaron con las drogas, es ineficaz dirigirnos con actividades de nivel primario a aquellas personas que ya experimentaron con ellas.

INDICADA: Alude al tratamiento y a la rehabilitación de aquellos individuos en los que se instauró un uso problemático de drogas.
Objetivo: Mitigar las consecuencias adversas asociadas al consumo e impedir un agravamiento del problema.

Nuestro Modelo de prevención se centra en los modelos duales: psicosocial y sociocultural

MODELO PSICOSOCIAL
Se sustenta en el reconocimiento de la complejidad de cada individuo y del peso que tienen los factores psicológicos y ambientales sobre sus decisiones. La drogodependencia es una forma más de comportamiento humano que se debe analizar según los principios que rigen la conducta.
Destaca:
El ser humano con sus necesidades psicológicas y sociales, relegándose a un segundo plano la substancia que, por si misma, no justificaría la génesis del problema.
Persigue:
- Ofrecer alternativas positivas al consumo de drogas con el fin de reducir la demanda de estas
- Tratar al drogodependiente como una persona con dificultades de adaptación, maduración o desarrollo
- Dar cabida a los programas generales de prevención inespecífica y de educación para la salud destinados a frenar tanto la magnitud de los problemas adictivos como la de cualquier otra conducta desadaptativa
- Pulir los programas preventivos: desde esta formulación, el recurso del miedo al castigo carecen de utilidad. La formación e información se convierten en importantes estrategias encaminadas a favorecer la toma de decisiones razonadas y saludables con respecto al uso de drogas.

MODELO SOCIOCULTURAL
Se sustenta en el siguiente enfoque: "una verdadera política preventiva no puede hacer abstracción de la estructura socioeconómica dentro de la cual viven y se desarrollan los consumidores de drogas, ni deja de considerar el aspecto propiamente cultural del uso de ciertas drogas por parte de ciertos grupos. Las desigualdades, la falta de oportunidades para grandes sectores de la población, la marginación y el desempleo, la organización del trabajo y la ideología dominante son concebidos como tanto factores causantes de la aparición masiva de la farmaco-dependencia en algunas sociedades. El contorno cultural determina, a su vez, los tipos de drogas y las formas de consumo". (Massün,E.,1991)
Destaca:
La complejidad y la variabilidad del contexto más allá de los efectos de la droga y del propio individuo.
Persigue:
- Mejorar las condiciones de vida y crear un ambiente en el que las necesidades que se cobren mediante el consumo de drogas se pueden satisfacer por medio de conductas menos perjudiciales.
- Implicar a la sociedad en su conjunto, sobre todo, los sistemas educativo y sociosanitario, para que disminuya la aceptabilidad social de las drogas y varíen los valores que están manteniendo su utilización.

Algunas medidas para trabajar la prevención

1. REDUCCIÓN DE OFERTA DE DROGAS LEGALES
Establecer límites (control alcoholemia y otras drogas)
Prohibiciones y limitaciones (no publicidad de drogas)

2. REDUCCIÓN DE OFERTA DE DROGAS ILEGALES
Lucha contra el narcotráfico

3. REDUCCIÓN DE LA DEMANDA DE DROGAS
Programas formativos e informativos
Vigilancia epidemiológica
Promover la utilización saludable del tiempo libre

MEDIDAS SOCIALES PARA LA PREVENCIÓN

Destacar el valor de la salud y de los hábitos que ayudan a preservarla
Reducir la publicidad y venta de drogas legales
Promover alternativas saludables para el uso y disfrute del tiempo libre
Atrasar, dentro de lo posible, la edad de contacto con el mundo de las drogas
Acercar a la sociedad información verídica y adecuada sobre el consumo de drogas y sus consecuencias
Incidir sobre los principales factores de riesgo personales, familiares y sociales que determinan el abuso de drogas en los individuos

LA EDUCACIÓN PREVENTIVA EN DROGODEPENDENCIAS

Valoración de la salud como un bien fundamental
Desarrollo de la autoestima
Resistencia a la presión de grupo
Capacitación para tomar decisiones razonadas
Información veraz sobre los efectos de las drogas y el fenómeno de la drogodependencia